¿Por qué Corea del Norte reinició su reactor nuclear?

En un informe publicado el viernes por la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), ha habido indicios, incluida la descarga de agua de enfriamiento, de la reanudación de la operación del reactor en el sitio nuclear de Yongbyon, un símbolo de la energía nuclear de Corea del Norte. Sin embargo, el informe menciona que el OIEA no pudo confirmar información detallada sobre el estado operativo y las características principales de las instalaciones en Yongbyon, ya que Corea del Norte no ha permitido que el organismo de control inspeccione sus instalaciones desde 2009.

De acuerdo con el informe del OIEA, 38 North, un programa del Centro Stimson dedicado al análisis de los problemas de Corea del Norte, también publicó un informe con imágenes satelitales comerciales que sugieren que las operaciones en el reactor de 5 MWe en el sitio nuclear de Yongbyon probablemente se han reiniciado. El informe señaló que gran parte de la evidencia observada también ha sido un indicador clave de las operaciones del reactor anteriormente, pero agregó que no salía vapor del edificio del generador cuando el reactor estaba en funcionamiento, lo cual es inusual en comparación con las observaciones anteriores.

Estados Unidos y Corea del Sur vigilan de cerca los movimientos del Norte. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el lunes que Washington está al tanto del informe del OIEA. El informe subraya la necesidad urgente de diálogo y diplomacia para que podamos lograr la desnuclearización completa de la Península de Corea, dijo Psaki.

Bajo la presidencia de Joe Biden, la Casa Blanca presentó su nuevo enfoque calibrado y práctico para lograr la desnuclearización de la península de Corea. Sung Kim, el enviado especial de EE. UU. para Corea del Norte, ha dejado en claro en repetidas ocasiones que está dispuesto a sentarse con sus homólogos norcoreanos en cualquier momento, en cualquier lugar, sin condiciones previas. Sin embargo, Kim Yo Jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong Un, ha advertido a Estados Unidos y Corea del Sur que sus políticas y actos hostiles contra Pyongyang deben detenerse primero.

Con los informes recientes del OIEA y 38 Norte, existe la preocupación de que el Norte haya regresado a su diplomacia de la vieja escuela reactivando su enfoque de villano para tomar el control en las negociaciones con sus contrapartes. Las señales de un reinicio en el reactor nuclear de Yongbyon representan una táctica pragmática del Norte para tomar la posición de liderazgo en las futuras negociaciones con Estados Unidos.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

Lee Jong-seok, exministro de unificación de Corea del Sur, dijo el martes en el Foro Global por la Paz de Corea que la reanudación de las operaciones en el complejo nuclear de Yongbyon es una provocación fuera de las promesas hechas con Estados Unidos, lo que implica que Corea del Norte no ha violó sus compromisos anteriores. Lee también señaló que los antecedentes de este reinicio pueden estar relacionados con la preocupación del Norte de que EE. UU. pueda pasar nuevamente al modo de paciencia estratégica, lo que en última instancia podría llevar al Norte a continuar desarrollando programas de misiles bajo sanciones económicas devastadoras.

El sitio nuclear de Yongbyon de ninguna manera representa la totalidad de la capacidad nuclear de North. Durante mucho tiempo ha quedado claro que las actividades nucleares del país pueden continuar fuera del área de Yongbyon. Por lo tanto, el reinicio puede ser más simbólico, con la intención de enviar un mensaje al mundo.

Andrei Lankov, profesor de la Universidad Kookmin en Seúl y director de Korea Risk Group, dijo a The Diplomat que la importancia del reactor nuclear de Yongbyon para el programa nuclear y de misiles de Corea del Norte es significativa, pero de ninguna manera decisiva.

Incluso si se destruye o desmantela por completo, la capacidad de Corea del Norte para producir dispositivos nucleares disminuirá, pero solo en una medida relativamente pequeña, dijo Lankov.

Los expertos estiman que el sitio nuclear de Yongbyon representa aproximadamente del 70 al 75 por ciento del programa nuclear de Corea del Norte. Sin embargo, Lankov señaló que el programa ha pasado a depender del uranio altamente enriquecido (HEU), que se procesa fuera del área de Yongbyon. El reactor de Yongbyon produce plutonio.

En los últimos 10 a 15 años, el programa nuclear de Corea del Norte, en gran medida pero exactamente desconocida, ha pasado del uso de plutonio apto para armas al uso de uranio altamente enriquecido. Por lo tanto, el reactor nuclear [de Yongbyon] es esencialmente una cosa del pasado, dijo Lankov.

Estados Unidos se enfoca en China, no en Corea del Norte

Mientras tanto, Biden pronunció un discurso en la Casa Blanca el martes, pero no se centró en Corea del Norte, sino en la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán. Su discurso no mencionó a Corea del Norte, pero dio a entender que su administración se centrará en tratar con superpotencias como China y Rusia.

El mundo está cambiando y Estados Unidos ahora está involucrado en una seria competencia con China, dijo Biden. También dijo que Estados Unidos está lidiando con desafíos en múltiples frentes de Rusia.

La administración Biden se centra actualmente en fortalecer sus alianzas y asociaciones con países de Asia para enfrentar la influencia de China bajo la estrategia del Indo-Pacífico. En ese contexto, Corea del Norte teme un regreso a la era de Obama, cuando luchó bajo las sanciones económicas sin muchas posibilidades de sentarse con sus homólogos estadounidenses.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

Las circunstancias y la política de EE. UU. han cambiado drásticamente desde 2018 y 2019, cuando Corea del Norte participó activamente en un diálogo con Corea del Sur y Estados Unidos por primera vez desde que el líder norcoreano Kim Jong Un asumió el poder tras la muerte de su padre en 2011.

Había grandes esperanzas de que Corea del Norte pudiera tomar medidas efectivas hacia la desnuclearización en virtud de acuerdos con Estados Unidos si las cumbres entre Kim y el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, salían bien. La Cumbre de Hanoi en 2019 fue el momento clave para construir una relación sólida entre los dos países y avanzar hacia la desnuclearización. Sin embargo, Trump decidió retirarse de la cumbre sin ningún acuerdo, un movimiento estratégico informado por su experiencia en negociaciones comerciales.

Aunque los funcionarios de la administración de Biden han dejado en claro en repetidas ocasiones que están dispuestos a reunirse con funcionarios de Corea del Norte, la agenda de EE. UU. en el este de Asia ha cambiado desde la era de Trump, y Corea del Norte lo sabe. A su vez, Kim decidió ganar influencia frente a Washington mediante el avance de los programas de misiles de Corea del Norte, como se hizo oficial en el Octavo Congreso del Partido de los Trabajadores en enero.

Dadas las complejas circunstancias diplomáticas a las que se enfrenta la administración Biden, es posible que Washington quiera concentrarse por completo en mantener el statu quo sin pruebas nucleares y de misiles balísticos intercontinentales del Norte en este momento. Sin embargo, Corea del Norte ya probó dos misiles balísticos en el mar cerca de Japón en marzo. Otros indicios de una postura estratégica de tipo paciencia por parte de Washington pueden causar serias provocaciones militares de Pyongyang en el futuro, con el objetivo de ganar la atención de Estados Unidos.

Subiendo las apuestas

Con el diálogo estancado entre Washington y Pyongyang, las dos Coreas están acelerando su carrera armamentista. El mundo entero ha sido testigo del resultado de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán. Los observadores en Corea del Sur están preocupados por lo que podría suceder a medida que disminuye el interés de Estados Unidos en la península de Corea en medio del impulso para confrontar a China y Rusia, no a Corea del Norte.

Creo que EE. UU. se retiró de Afganistán porque se convirtió en una distracción, particularmente al reenfocar sus intereses estratégicos en la región del Indo-Pacífico para contener a China, dijo Go Myong-hyun, investigador principal del Instituto Asan de Estudios Políticos en Seúl, en una entrevista con El Diplomático.

Creo que Corea del Norte cae en la misma categoría que Afganistán desde el punto de vista del presidente Biden, agregó Go.

En un comunicado publicado el jueves por el Ministerio de Defensa de Corea del Sur, el Ministerio dijo que desarrollará misiles más potentes, de mayor alcance y más precisos para ejercer la disuasión y lograr la seguridad y la paz en la península de Corea. El potencial despliegue de armas nucleares tácticas en Corea del Sur puede surgir nuevamente como una forma de proteger al país del Norte. La idea ha sido defendida antes por expertos y halcones conservadores que creen que la única forma de atraer a Kim Jong Un para que renuncie a sus armas nucleares es adoptar un enfoque de ojo por ojo con las armas nucleares.

Washington tiene una percepción muy arraigada de que Corea del Norte no renunciará a sus armas nucleares a través de negociaciones diplomáticas, ya que Pyongyang ha exigido constantemente que la comunidad internacional lo reconozca como un estado con armas nucleares. Es probable que Estados Unidos mantenga su actual postura de disuasión contra Corea del Norte, que teóricamente se supone que atraerá al Norte de regreso a la mesa de negociaciones. Sin embargo, Corea del Norte ha sobrevivido a sanciones e innumerables crisis económicas durante décadas.

Las dos partes siguen presentando propuestas inalcanzables: desnuclearización completa, verificable e irreversible (de EE.UU.) vs. reconocimiento como estado nuclear (de Corea del Norte), convirtiendo las negociaciones en un juego de gallinas. Y lo que está en juego está aumentando, como lo demuestra el reinicio de Yongbyon.

Según NK News, un sitio web con sede en Seúl que brinda noticias y análisis sobre Corea del Norte, Corea del Norte ahora se está preparando para realizar un desfile militar en los próximos meses, según imágenes satelitales.

Ir arriba