Lo que revela el libro azul diplomático de 2022 sobre la política de Taiwán de Japón

En el Diplomatic Bluebook 2022 recientemente publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón, el Estrecho de Taiwán se mencionó cinco veces, un récord. Es especialmente destacable dada la ausencia total de términos en ediciones anteriores de 2017 a 2021.

Una descripción general de las últimas referencias de los Libros Azules Diplomáticos al Estrecho de Taiwán deja en claro los cambios en la política exterior de Japón hacia Taiwán.

La primera mención, que tiene mucho significado simbólico, fue en la categoría de relaciones Japón-China. El libro azul relata que, poco después de ser nombrado ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Hayashi Yoshimasa mencionó que la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán son importantes en una conversación con su homólogo chino, Wang Yi. El problema de Taiwán se presentó junto con las preocupaciones de Japón sobre las islas Senkaku en disputa, los mares del sur y este de China y los problemas humanitarios en Hong Kong y China. Si bien la reunión anunció el 50° aniversario de la normalización de las relaciones entre China y Japón, también reveló las fisuras que acechan en esa relación.

La segunda mención del Estrecho de Taiwán apareció en la sección Japón-Taiwán. Esta declaración muestra nuevamente que los problemas del Estrecho de Taiwán han salido a la superficie en la política japonesa. El libro azul señala que, desde que la declaración conjunta Japón-EE. UU. 2+2 mencionó por primera vez a Taiwán en marzo de 2021, la importancia de la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán también se mencionó en el discurso de múltiples reuniones extranjeras de Japón, incluido el G-2021. 7 Cumbre, Cumbre Japón-UE, Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores y Defensa Japón-Francia (2+2), Japón Australia 2 + 2 Consultas Ministeriales de Asuntos Exteriores y de Defensa, y la declaración conjunta de la Reunión Ministerial Trilateral EE.UU.-Japón-República de Corea.

Asimismo, el libro azul reiteró que Japón apoyó la solicitud de Taiwán para unirse a la OMS como observador y elogió el éxito de Taiwán en la lucha contra el covid-19.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

La tercera mención del Estrecho de Taiwán, curiosamente, se encuentra en la sección Japón-ASEAN, que destaca que el Primer Ministro Kishida Fumio enfatizó la importancia de la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán en la 16ª Cumbre de Asia Oriental (EAS) mientras expresaba una fuerte oposición a cualquier coacción económica. Al mismo tiempo, Kishida también enfatizó que un Código de Conducta (COC) en el Mar Meridional de China actualmente en negociaciones entre China y ASEAN debe estar de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre Derecho Marítimo. Que Taiwán se incluyera junto con el Mar de China Meridional entre las preocupaciones de Japón en el Sudeste Asiático es notable.

La cuarta mención, como era de esperar, cayó en la sección sobre las relaciones entre Japón y EE. UU., en la que se reiteró la declaración conjunta emitida en el 2+2 entre Japón y EE. UU. en 2021.

Por último, el Estrecho de Taiwán se mencionó por quinta vez en el debate de la cumbre del G-7 de 2021, que enfatizó la importancia de la paz y la estabilidad a través del Estrecho de Taiwán y alentó la resolución pacífica de los problemas a través del Estrecho.

Dado que el Diplomatic Bluebook sirve como piedra angular para la trayectoria de la política exterior de Japón, la frecuencia y ubicación de las referencias al Estrecho de Taiwán implica un cambio en la política exterior de Japón hacia Taiwán. Un avance en la postura de Japón sobre los problemas de Taiwán se puede ver en sus esfuerzos por resaltar la importancia del Estrecho de Taiwán aprovechando la influencia de los marcos regionales e internacionales, como se manifiesta a través de la mención de la estabilidad en el Estrecho de Taiwán en la EAS y G- 7 cumbre.

No hay duda de que Japón ha aumentado su nivel de apoyo a Taiwán y ha sido más elocuente al mostrar su apoyo a Taiwán al enfatizar la importancia de la estabilidad en el estrecho de Taiwán. Estos comentarios a favor de Taiwán se remontan a la Declaración conjunta de líderes de EE. UU. y Japón, emitida por el presidente de EE. UU. Joe Biden y el entonces primer ministro japonés Suga Yoshihide en abril de 2021. La declaración conjunta señaló la importancia de la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán. y alentó la resolución pacífica de los problemas a través del Estrecho. Fue la primera vez que Japón y EE. UU. se refirieron públicamente a Taiwán desde que China y Japón normalizaron sus relaciones en 1969.

El punto de vista de Tokio se alineó con su edición de Defensa de Japón de 2021, que señaló que estabilizar la situación que rodea a Taiwán es importante para la seguridad de Japón y la estabilidad de la comunidad internacional. Por lo tanto, es necesario que prestemos mucha atención a la situación con una sensación de crisis más que nunca. Funcionarios de alto nivel también expresaron su firme apoyo a los asuntos de Taiwán, lo que culminó con las declaraciones del viceprimer ministro Aso Taros de que Japón y EE. UU. deben defender a Taiwán juntos si ocurriera un incidente importante en Taiwán, ya que se convertirá en una situación que amenazará la supervivencia de Japón. La declaración de Asos aparentemente pasó de puntillas sobre las líneas rojas de Beijing, ya que tales comentarios violan abiertamente el comunicado conjunto Japón-China de 1972, que reconoce a Taiwán como una parte inalienable de la República Popular China. Sin embargo, el desliz involuntario de la lengua puede señalar la dinámica cambiante en la relación percibida entre la supervivencia de Taiwán y la seguridad de Japón.

No es difícil entender por qué Japón ha expresado una creciente preocupación por la seguridad de Taiwán dada la proximidad geográfica. El territorio más cercano de Japón, la isla de Yonaguni, está a solo 110 kilómetros de la costa este de Taiwán. Mientras tanto, la amenaza de China crece. Las incursiones del Ejército Popular de Liberación han alcanzado niveles récord, y Taiwán informó que se enviaron 107 aviones a la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán (ADIZ) en un solo día en octubre de 2021. Según el Informe de Defensa Nacional de la República de China, en 2021 el presupuesto de defensa de la República Popular China fue el más alto de Asia y el segundo más alto del mundo, con 1,35 billones de renminbi (aproximadamente $208 mil millones), lo que refleja un aumento interanual del 6,8 por ciento.

El aumento de la presencia militar china cerca de las aguas japonesas ha aumentado aún más las tensiones en un enfrentamiento que ya lleva mucho tiempo por las islas en disputa en el Mar de China Oriental, administradas por Japón como Senkaku pero reclamadas por China y Taiwán como Diaoyu y Diaoyutai, respectivamente. Los informes han demostrado que la presencia de buques de guerra chinos en las proximidades de Japón se ha ampliado a dos dígitos en las últimas dos décadas. En respuesta, Japón ha intensificado su infraestructura militar en las islas hermanas de Yonagunis, Amami Oshima y Miyakojima. Se está construyendo una cuarta base en Ishigaki, que está al este de Yonaguni, y entrará en funcionamiento en marzo de 2023.

Las crecientes preocupaciones de seguridad de Japón han provocado un acercamiento más abierto a Taiwán. La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, sostuvo una reunión virtual con el ex primer ministro Abe Shinzo en marzo de 20202. La reunión sigue meticulosamente la línea de la política declarada de Japón de realizar intercambios de naturaleza privada y regional con Taiwán. Si bien Abe reiteró que una emergencia de Taiwán es una emergencia japonesa y, por lo tanto, una emergencia para la alianza Japón-EE. , aparentemente para evitar la ira de Beijing.

La reunión virtual también proyectó la disposición de Taiwán para una mayor cooperación bilateral con Japón, particularmente con el objetivo de asegurar la membresía en el Acuerdo Integral y Progresista para la Asociación Transpacífico (CPTPP), donde Japón ha reclamado un papel de liderazgo después de la retirada de Estados Unidos. Taiwán solicitó oficialmente la membresía de CPTPP en septiembre de 2021, poco después de que China hiciera lo mismo. En su reunión, Tsai apeló a Abe citando un avance reciente: su decisión de levantar la prohibición de 11 años de productos alimenticios de las áreas afectadas por el desastre de Fukushima en 2011, que alguna vez se consideró el mayor impedimento para las relaciones bilaterales. Tsai ha superado esa barrera y ha allanado el camino para una mayor cooperación entre Taiwán y Japón.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

Mientras Taiwán y Japón se unen bajo el mismo paraguas del Indo-Pacífico Libre y Abierto, si Japón está dispuesto a responder a las crecientes inseguridades causadas por una China en ascenso con formas concretas de cooperación bilateral con Taiwán sigue siendo un área de atención en el gabinete de Kishida. .

Ir arriba