La evolución de la política exterior vietnamita después del 13 ° Congreso del Partido

El XIII Congreso Nacional del Partido, celebrado en Hanoi del 25 de enero al 1 de febrero, fue la conferencia más grande en la historia del Partido Comunista de Vietnam (PCV). Durante el evento de una semana, el actual secretario general del PCV, Nguyen Phu Trong, fue reelegido jefe del Partido para un tercer mandato sin precedentes. A dieciocho miembros del Politburó, encabezados por Trong, de 76 años, y apoyados por los 200 miembros del Comité Central, se les ha encomendado la tarea de liderar a Vietnam en un momento de incertidumbre.

Celebrado una vez cada cinco años, el Congreso Nacional de VCP es el mayor ejercicio de elaboración colectiva de políticas en Vietnam. En el cónclave, los delegados ayudan a establecer las estrategias de seguridad nacional, política exterior, defensa y desarrollo de Vietnam, así como la selección de personal de alto nivel para el próximo mandato de cinco años y, a menudo, más allá. La adopción de la política exterior de Vietnam en el congreso, por lo tanto, tiene implicaciones políticas consecuentes. La resolución del XIII Congreso del Partido sobre política exterior, que enfatizó la importancia de la diplomacia, fue aprobada por unanimidad. Más importante aún, demostró esfuerzos para galvanizar el apoyo interno a la estrategia diplomática de Vietnam, dada la participación de 1.587 delegados que representan a todos los sectores, agencias y niveles de gobierno. Y por primera vez en los últimos 15 años, cuatro diplomáticos de alto nivel obtuvieron escaños en el Comité Central, mientras que el actual viceprimer ministro, el Ministro de Relaciones Exteriores Pham Binh Minh, ganó un escaño en el Politburó. Estos puntos destacados anteriores ayudarán a Vietnam a promover la coordinación interinstitucional y un enfoque de todo el gobierno en materia de asuntos exteriores.

El Informe Político del XIII Congreso del Partido enfatizó que Vietnam continuaría implementando su antigua doctrina de política exterior de independencia, autosuficiencia, diversificación y multilateralización. También reafirmó los cuatro no de la política de defensa del país, con la máxima prioridad otorgada a la salvaguardia de los intereses nacionales de Vietnam sobre la base del derecho internacional. Además, el informe reafirmó el compromiso de Vietnam de continuar siendo un amigo y socio de confianza, y un miembro responsable y proactivo de la comunidad internacional. Esos principios rectores no solo permanecen sin cambios desde el XII Congreso del Partido de 2016; también agregan más matices a la implementación de la política exterior de Vietnam durante los próximos cinco años y demuestran el comportamiento cada vez más activo y seguro de Vietnam en los asuntos internacionales.

Dentro de este amplio marco, el reciente congreso introdujo varios desarrollos nuevos en la política exterior de Vietnam que vale la pena destacar.

El primer y más notable nuevo desarrollo es el énfasis en el papel pionero de la diplomacia en la preservación de un entorno internacional pacífico y estable, en la movilización de apoyo externo para el curso de la construcción nacional y en la mejora del estatus y el prestigio de Vietnam. Este nuevo desarrollo tiene dos elementos principales. Implica que la diplomacia debe desempeñar un papel más central y proactivo en la preservación de la soberanía y la integridad territorial de Vietnam, el desarrollo de sus capacidades nacionales y la mejora de su estatus mundial. Del mismo modo, reconoce la importancia y la contribución del servicio diplomático de Vietnam en el diseño de una estrategia nacional integral para Vietnam. Este nuevo desarrollo también refleja la proposición de que la diplomacia debe estar en la primera línea del desarrollo y la defensa nacionales.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

En segundo lugar, el XIII Congreso del Partido subrayó la necesidad de construir una diplomacia moderna e integral que consta de tres pilares: la diplomacia del Partido, el Estado y el pueblo a pueblo y la coordinación perfecta de los mismos. Al agregar la noción integral, Vietnam promoverá inequívocamente todas las formas de diplomacia: política, económica, de defensa, pública, cultural y parlamentaria. Dado su objetivo de desarrollar una estrategia diplomática moderna, se espera que Vietnam invierta más en la expansión de las capacidades de infraestructura y personal de sus servicios diplomáticos y lance nuevas iniciativas como la diplomacia digital.

En tercer lugar, si el informe político del 12º Congreso se centró principalmente en identificar oportunidades, el del 13º Congreso proporcionó una evaluación más amplia y dialéctica del entorno estratégico para Vietnam, identificando los desafíos que Vietnam podría enfrentar en las próximas décadas. Si bien sostuvo que la paz, la independencia, la cooperación, el desarrollo y la cuarta revolución industrial se encuentran entre las principales tendencias mundiales, el Congreso también señaló que la competencia entre grandes potencias, los conflictos locales, el auge del nacionalismo y los inconvenientes de la globalización y la integración internacional, entre otros desafíos, podría amenazar la búsqueda de seguridad y desarrollo de Vietnam.

Cuarto, el XIII Congreso del Partido tomó la decisión de elevar la diplomacia multilateral de Vietnam, poniendo un fuerte énfasis en ASEAN, las Naciones Unidas, APEC, la subregión del Gran Mekong y otras instituciones internacionales y regionales. En agosto de 2018, la Secretaría del XII Comité Central emitió el primer documento estratégico, el Decreto N° 25, sobre la promoción de la diplomacia multilateral. Este principio es un desarrollo teórico importante en la política exterior de Vietnam, dado que el multilateralismo es una estrategia de aversión al riesgo destinada a evitar una dependencia excesiva de ciertos socios mientras se preserva la autonomía estratégica de la nación y se expande su red de amigos y socios. Sin embargo, no da a entender que la política exterior de Vietnam solo se centrará en el multilateralismo. En cambio, buscará una combinación equilibrada de esfuerzos diplomáticos bilaterales y multilaterales. La promoción y expansión de las relaciones bilaterales con los países vecinos, socios estratégicos e integrales y otros socios importantes, en ese orden, sigue siendo el eje de la política exterior de Vietnam.

Hay varios factores clave, tanto internos como externos, que pueden ayudar a explicar la motivación de Vietnam para introducir estas nuevas iniciativas políticas.

En primer lugar, los cambios de política exterior realizados en el XIII Congreso del Partido reflejan un cambio más amplio en el pensamiento estratégico de los líderes vietnamitas. Según Vu Khoan, uno de los gurús de política exterior más importantes de Vietnam, la seguridad, el desarrollo y la influencia han sido durante mucho tiempo los tres objetivos clave a largo plazo de Vietnam. En congresos anteriores del Partido, las estrategias impulsadas por el desarrollo y la seguridad dominaron en gran medida la discusión política. La política exterior de Vietnam se formó básicamente en torno a la promoción de estos dos objetivos. Más recientemente, la política exterior de Vietnam ha tenido como objetivo mejorar aún más la posición internacional del país. La interacción de esos objetivos ha hecho de la política exterior de Vietnam tanto un medio como un fin.

Los líderes de Vietnam también vieron la necesidad de aumentar la efectividad de la planificación estratégica al combinar su política exterior con diferentes políticas en una estrategia nacional integrada, coherente y unificada para 2030. Además, los desarrollos científicos y tecnológicos que probablemente cambien las reglas del juego en el futuro requerirá que cualquier país tenga un mayor nivel de flexibilidad y capacidad de adaptación en sus relaciones exteriores. Una vez más, también ha enfatizado los valores centrales de independencia, autosuficiencia y tener relaciones equilibradas con todas las principales potencias.

En segundo lugar, desde el 12º Congreso del Partido, Vietnam ha llegado a verse a sí mismo de manera diferente. Con más capacidades, Vietnam busca un papel más proactivo en la preservación de un entorno pacífico y estable favorable para sus objetivos de seguridad y desarrollo. El año pasado, Vietnam ocupó el puesto 12 en el Índice de Poder de Asia 2020 de los Institutos Lowy gracias a la mejora de su influencia diplomática, y el segundo en el Índice de Desempeño Covid de los Institutos. Económicamente, Vietnam es ahora una de las economías de más rápido crecimiento en la región, con una profunda integración con la economía global y altos grados de apertura económica, y está totalmente anclado dentro del sistema de comercio mundial, signatario de 16 acuerdos de libre comercio, incluido el CPTPP. y la RCEP, los dos bloques comerciales más grandes de la región.

Políticamente, Vietnam ahora ha establecido asociaciones estratégicas e integrales con 30 países, incluidos los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y los 10 estados miembros de la ASEAN. En 2020, Vietnam presidió con éxito la ASEAN a pesar del estallido de la pandemia de coronavirus. Durante su membresía no permanente del CSNU en 2020-2021, Vietnam fue autor de la iniciativa del Día Internacional de Preparación para Epidemias (27 de diciembre), que posteriormente fue adoptada por la Asamblea General de la ONU.

En tercer lugar, el entorno estratégico internacional que cambia rápidamente ha generado nuevas oportunidades y desafíos para Vietnam. Por ejemplo, los países asiáticos más pequeños deben analizar la adaptación estratégica de las principales potencias al dar forma a su política exterior, y Vietnam no es una excepción. En el Indo-Pacífico, la competencia estratégica entre Estados Unidos y China va en aumento, lo que pone a Vietnam y otros países de la ASEAN en riesgo de verse obligados a tomar partido. Del mismo modo, las disputas territoriales y los conflictos en el Mar Meridional de China se han vuelto más complicados. Otros desafíos de seguridad no tradicionales, como las pandemias, el cambio climático y la seguridad cibernética, son imposibles de abordar por ningún país por sí solo. Más bien, se necesitan cooperación internacional y esfuerzos diplomáticos.

El crecimiento de su prestigio y capacidades nacionales ha permitido a Vietnam aplicar una política exterior más proactiva. La política exterior de Vietnam se ha beneficiado del éxito del país en la lucha contra el COVID-19 y su constante crecimiento económico a través de la conectividad con el mundo y la región. El país también se ha beneficiado de su desempeño en el manejo de problemas internacionales y regionales a través de sus roles de liderazgo recientes dentro de la ASEAN y el CSNU, la organización de la segunda Cumbre EE. UU.-Corea del Norte en 2019 y, especialmente, su mayor compromiso con las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

En conjunto, explican por qué Vietnam ha decidido dar algunos pasos adelante en su política exterior. Sin embargo, el éxito de Vietnam con su nueva política exterior no depende solo de los esfuerzos de Vietnam, sino también del apoyo y la colaboración de su red de amigos y socios.

Le Dinh Tinh, PhD, es Director General del Instituto de Política Exterior y Estudios Estratégicos de la Academia Diplomática de Vietnam. Lai Anh Tu es investigadora del Instituto. Las opiniones expresadas aquí pertenecen a los autores y no reflejan la opinión de las afiliaciones de los autores.

Ir arriba