La complejidad de las relaciones con Kazajstán-Rusia en exhibición

A pesar del aislamiento económico en el que se encuentra actualmente la Federación Rusa, Moscú decidió continuar con el 25º Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF) a principios de este mes. El foro se fundó inicialmente para mostrar las fortalezas y el potencial de la economía rusa a los inversores extranjeros, así como para que el presidente Vladimir Putin reuniera a sus aliados y amigos y hablara sobre la cooperación económica y más allá.

Este año, el único invitado diplomático en persona de alto nivel de Putin fue el presidente de Kazajstán, Kassym-Jomart Tokayev. El líder chino, Xi Jinping, y el ministro de Comercio e Industria de Egipto, Niven Gamea, se dirigieron a la reunión a través de un video.

Junto con las muchas preguntas relacionadas con la economía discutidas en el panel principal del foro, con Putin, Tokayev y la editora en jefe de Russia Today, Margarita Simonyan, la cuestión de la operación militar especial de Rusia en Ucrania ocupó una parte sustancial de la conversación. .

En un momento, Simonyan le preguntó abiertamente a Tokayev sobre su percepción y la del pueblo kazajo sobre la operación, un eufemismo en el que insistió Putin en lugar de llamar invasión a las acciones militares de Rusia en Ucrania. Tokayev respondió claramente, diciendo que Kazajstán no reconoce ni reconocerá territorios cuasi estatales, y que para Kazajstán esos incluyen Luhansk y Donetsk. Agregó que esta es una respuesta honesta a su pregunta honesta.

Ese momento en particular, incrustado en más de tres horas de discusiones, se volvió viral. Tanto los medios occidentales como los rusos especularon sobre lo que significaba.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

La narrativa en los medios occidentales lo interpretó como un momento crucial para las relaciones entre Rusia y Kazajstán, con titulares como Putin Ally habla en contra del enfoque de Ucrania en su cara, Putin recibe un rechazo inesperado de Ally por la guerra en Ucrania, Cómo Putin perdió Kazajstán y aplastado Su propio renacimiento soviético, Putin, Tokayev y el colapso del mundo ruso, etc. Mientras tanto, los medios rusos también sugirieron que fue un punto de inflexión para las relaciones de los dos países, pero enmarcaron la respuesta de Tokayev desde un ángulo diferente. Muchos discutieron que Kazajstán se separó de Rusia, y algunos preguntaron si Kazajstán había traicionado a Rusia, a pesar de que este último ayudó a Nur-Sultan con un despliegue de CSTO en enero. Ambas interpretaciones son problemáticas.

En algunas fuentes de los medios occidentales, existe una clara urgencia de enmarcar a Putin como alguien que se está debilitando, perdiendo poder e influencia. Tokayev, que se niega a apoyar las visiones del Kremlin para Luhansk y Donetsk, en persona, se ve como un ejemplo de cuán bajo ha caído Rusia incluso entre sus aliados más cercanos. Pero si observa todo el panel, los presidentes ruso y kazajo estuvieron de acuerdo en muchos puntos, incluso en aquellos que estaban más allá de las discusiones económicas. Tokayev fue cortés y amistoso en sus expresiones, y enfatizó en numerosas ocasiones lo importante que es para Rusia y Kazajstán trabajar juntos en el marco de la Unión Económica Euroasiática (EAEU) para superar el difícil estado económico en el que se encuentra la región. Además, La presencia de Tokayev en SPIEF en primer lugar sugiere las claras intenciones de Kazajstán de no traicionar o humillar a Rusia, sino más bien de tratar de encontrar formas de cooperación económica mutuamente beneficiosa.

Al mismo tiempo, parte de la cobertura de los medios en idioma ruso también fue engañosa. Las afirmaciones de que Kazajstán se separó, la traición de Tokayev y la interpretación de las acciones del presidente kazajo como una demostración de un estilo de diplomacia astuto y oriental plantean muchas preguntas. ¿De qué se está separando exactamente Kazajistán? ¿Intereses rusos? ¿El estado ruso? ¿Kazajstán traiciona a Rusia cuando actúa de acuerdo con sus propios intereses nacionales? ¿Y de qué manera Tokayev actúa de manera astuta y oriental cuando intenta salir diplomáticamente de una situación precaria? Al analizar las declaraciones de Tokayev con un enfoque decolonial en mente, se puede ver claramente la exageración y la naturaleza falaz (sin mencionar un toque de orientalismo) de las descripciones mencionadas anteriormente.

Es muy conocido y se ha discutido ampliamente que Kazajstán quedó en una posición muy desventajosa el 24 de febrero cuando Rusia invadió Ucrania. Haciendo frontera directa con Rusia y China, y tratando de mantener relaciones amistosas con Occidente y el resto del mundo, Kazajstán ha seguido cuidadosamente una política exterior de múltiples vectores desde la independencia en 1991. Con la intensificación del regionalismo y la división global, ha sido especialmente desafiante para Kazajstán para proteger sus intereses nacionales y al mismo tiempo mantener buenas relaciones con todos los estados.

No fue una gran sorpresa para el Kremlin que el líder de Kazajstán declarara en SPIEF que Nur-Sultan no reconoce ni reconocerá a Luhansk y Donetsk. Desde el comienzo de la guerra, varios funcionarios kazajos han declarado esa postura varias veces en diferentes lugares. La posición del país sobre la cuestión de la integridad territorial es muy clara. Al tener una minoría étnica rusa sustancial en las regiones del norte del país que limitan con Rusia, Kazajstán no se arriesgará a que el reconocimiento de cualquier estado separatista inspire o genere un requisito previo para que suceda algo similar en su propio territorio. Por esta misma razón, Kazajstán no buscará deliberadamente formas de empeorar las relaciones con Rusia. Kazajstán también tiene otros intereses nacionales ligados a Rusia, como el hecho de que el petróleo kazajo se transporta principalmente a través de Rusia.

No obstante, es importante notar otro comentario hecho por Tokayev sobre el escenario SPIEF. Simonyan preguntó a ambos presidentes sobre las relaciones de Rusia con los antiguos países soviéticos y qué, quizás, Rusia hace mal en este sentido. Aprovechando la oportunidad, Tokayev expresó su descontento con respecto a algunos de los comentarios hechos por figuras públicas y políticas rusas, incluidos los comentarios del esposo de Simonyan y sus propias declaraciones sobre la integridad territorial de Kazajstán y sus desarrollos políticos. Tokayev dijo que tales comentarios son absolutamente irrelevantes y extraños, y agregó que Putin ha aclarado personalmente la posición positiva del Kremlin con respecto a Kazajistán. Simonyan pareció desconcertado por esta respuesta e intentó pasar a las cuestiones económicas, pero fue interrumpido por Putin. Volvió a lo que dijo Tokayev y reafirmó que Kazajistán es un aliado de Rusia en el sentido más directo y amplio de la palabra.

Después de que el video se volviera viral, varias figuras públicas rusas continuaron comentando agresivamente sobre Kazajstán, incluido el esposo de Simonyan y líder checheno, Ramzan Kadyrov. Aunque este tipo de comentarios aparecían ocasionalmente en el pasado, los comentarios sobre Kazajstán se han intensificado desde el comienzo de la guerra en Ucrania. Si creemos en la posición oficial del Kremlin y la garantía pública de Putin en SPIEF, se puede especular que estos comentarios están dirigidos a una audiencia interna rusa más que a Kazajstán. Durante la mayor parte de la presidencia de Putin, los mensajes estridentes de nosotros contra ellos y la señalización de enemigos externos se han utilizado con éxito para reunir a los rusos en torno a la bandera. La situación que se desarrolla está abierta a interpretación, por supuesto, pero si bien quienes han estado atacando furiosamente a Kazajstán no son funcionarios de alto nivel, son aliados cercanos del gobierno. Es seguro decir que no se atreverían a continuar y tratar de empeorar las relaciones con otros estados sin la aprobación directa o indirecta del Kremlin.

También alimentando el discurso general sobre SPIEF, un par de días después del foro, Rusia supuestamente detuvo el transporte de petróleo kazajo y Kazajstán bloqueó la transferencia de carbón ruso. Pero los problemas en la terminal petrolera comenzaron antes de SPIEF y las noticias sobre el carbón ruso parecen ser falsas.

Aún así, en su posición actual, Rusia necesita a Kazajstán. Y Kazajstán quiere mantener las relaciones con Rusia en buenos términos por sus propios motivos. El 23 de junio, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Mariya Zaharova, dijo que Rusia respeta el punto de vista de Kazajstán sobre el conflicto en Ucrania. En general, la guerra en Ucrania parece haber hecho que Kazajstán se haga oír más en el escenario mundial al expresar su posición e intereses nacionales en relación con Rusia, pero a pesar de las difíciles condiciones geopolíticas y económicas que Rusia ha creado, a ambos países les interesa mantener su posición. buenas relaciones a flote.

Ir arriba