Jokowi dice que Rusia acepta permitir exportaciones vitales desde Ucrania

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, dice que obtuvo una garantía de su homólogo ruso, Vladimir Putin, de que permitirá la exportación de envíos de alimentos y fertilizantes muy necesarios desde Ucrania.

Jokowi, como se le conoce comúnmente, hizo el anuncio después de reunirse ayer con Putin, el tramo final de una ronda de diplomacia itinerante entre Kyiv y Moscú y el primer viaje de un líder asiático a la zona de guerra.

En una declaración posterior a la reunión, Jokowi agradeció al líder ruso por aceptar abrir una ruta marítima para las exportaciones de trigo ucraniano en medio de la creciente preocupación por la crisis alimentaria mundial.

Realmente aprecio al presidente Putin, quien dijo anteriormente que brindaría garantías de seguridad para el suministro de alimentos y fertilizantes tanto de Rusia como de Ucrania. Esta es una buena noticia por el bien de la humanidad, dijo Jokowi, según un informe de BenarNews.

Jokowi es este año el presidente del grupo económico G-20, que cuenta con Rusia entre sus miembros. En abril, las Naciones Unidas también lo designaron como uno de los seis líderes de un Grupo de Respuesta a la Crisis Global, cuyo objetivo es abordar la amenaza mundial del hambre que plantea la guerra en Ucrania.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

Desde que asistió a la Cumbre de Líderes del G-7 en Alemania a principios de esta semana, el líder indonesio ha viajado tanto a Ucrania como a Rusia en un intento de mediar en la guerra en curso. Su objetivo inmediato más apremiante era evitar la inminente crisis alimentaria mundial provocada por la invasión de Rusia el 24 de febrero, que ha interrumpido la producción y las exportaciones de una de las regiones agrícolas más productivas del mundo.

Durante su reunión con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy en Kyiv un día antes, Jokowi supuestamente enfatizó la importancia de detener los combates y dijo que se deben hacer todos los esfuerzos para garantizar que Ucrania pueda reanudar la exportación de alimentos. En Moscú, agregó que había transmitido un mensaje de Zelenskyy a Putin y expresó su disposición a ser un puente de comunicación entre los dos líderes. Mientras estuvo en Kyiv, también reiteró su invitación a Zelenskyy para asistir a la Cumbre de Líderes del G-20 en Bali en noviembre, un evento al que también se espera que asista Putin.

Al igual que muchas naciones asiáticas, la administración de Jokowi ha condenado la invasión rusa, pero ha sido relativamente cautelosa en sus condenas a Moscú, por temor a los impactos económicos de un conflicto prolongado y complicaciones en su presidencia del G-20. Las naciones occidentales han amenazado con boicotear las reuniones del G-20 de este año, incluida la cumbre en Bali, si se le permite asistir a Putin. En este contexto, la misión de paz de Jokowi fue una buena manera de tomar la delantera antes de los grandes eventos del G-20 de este año.

Durante su reunión con Jokowi, Putin dijo que Rusia no tiene restricciones sobre las exportaciones de fertilizantes y alimentos, según el medio de comunicación estatal ruso TASS.

A principios del año pasado, pensamos en apoyar nuestra propia agricultura en un principio, pero los volúmenes de producción de fertilizantes en Rusia son tales en la actualidad que no tenemos restricciones para el suministro de estos productos al mercado internacional. Lo mismo se aplica a los alimentos, dijo Putin, según TASS. El informe agregó que Rusia está lista para satisfacer completamente la demanda de fertilizantes de los productores agrícolas de países amigos, una formulación que sugiere que muchas naciones del Sur Global tendrán buenas razones para permanecer neutrales sobre el conflicto en curso.

No está claro si la intervención de Jokowi tendrá mucho impacto en el curso de la guerra en Ucrania, que parece cada vez más probable que se convierta en un conflicto congelado. Tampoco está claro si Putin realmente permitirá exportaciones sin trabas desde Ucrania, dada la cantidad de acuerdos de alto el fuego y corredores humanitarios que han fracasado hasta ahora, por no hablar del hecho de que la amenaza de una crisis alimentaria mundial le otorga una poderosa influencia sobre su adversarios occidentales. No obstante, cualquier suministro adicional que Jokowi haya logrado asegurar es un desarrollo bienvenido para aquellas naciones más expuestas a la crisis alimentaria mundial que se avecina.

Ir arriba