¿Cómo votaron los países asiáticos sobre la resolución de Ucrania de la ONU?

En una sesión especial de emergencia el miércoles, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) votó una resolución que condena la invasión de Rusia a Ucrania. La resolución [d]plora en los términos más enérgicos la agresión de la Federación Rusa contra Ucrania en violación del Artículo 2, párrafo 4 de la Carta de las Naciones Unidas y [d]ecide que la Federación Rusa retirará inmediata, completa e incondicionalmente todas sus fuerzas armadas fuerzas del territorio de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas. Si bien la resolución de la AGNU no es vinculante, resultó en una clara derrota simbólica para Rusia. En el recuento final, 141 países apoyaron la resolución, solo cinco votaron en contra y otros 35 se abstuvieron.

Dentro de la región de Asia-Pacífico cubierta por The Diplomat, solo dos países votaron en contra de la resolución: la propia Rusia y Corea del Norte. Diez países se abstuvieron: Bangladesh, China, Kazajstán, Kirguistán, Laos, Mongolia, Pakistán, Sri Lanka, Tayikistán y Vietnam. (Turkmenistán y Uzbekistán no votaron en absoluto). Mientras tanto, 14 países de Asia y el Pacífico no solo votaron a favor sino que copatrocinaron la resolución: Australia, Camboya, Fiji, Japón, Kiribati, las Islas Marshall, Micronesia, Nueva Zelanda, Palau , Papua Nueva Guinea, Corea del Sur, Samoa, Singapur y Timor-Leste,

Un mapa de los resultados hace que las divisiones regionales sean claramente evidentes. Asia Central cayó con más fuerza en el campo de Rusia, como era de esperar, dados los estrechos vínculos de la región con Moscú. Ninguna de las cinco repúblicas de Asia Central votó a favor de la moción; todos se abstuvieron o no participaron en absoluto en la votación.

En el sur de Asia, los países estaban divididos en partes iguales: cuatro apoyaron la resolución (Afganistán, Bután, las Maldivas y Nepal) y cuatro se abstuvieron (Bangladesh, India, Pakistán y Sri Lanka). Sin embargo, el voto de Afganistán recibe un asterisco, ya que la delegación de la ONU del país todavía está compuesta por representantes del gobierno de la antigua República de Afganistán. El régimen talibán ha sido más neutral, llamando a ambas partes a la moderación, una posición más consistente con la abstención.

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

Pakistán tuvo especial cuidado en enfatizar el principio de seguridad indivisible en sus comentarios del miércoles, lo que es un guiño a la posición de Rusia. El apoyo no es una sorpresa; El primer ministro Imran Khan estuvo en Rusia para una visita de estado el día que Moscú envió tropas al otro lado de la frontera con Ucrania. Mientras tanto, India, a pesar de sus estrechos vínculos históricos con la Unión Soviética y Rusia, sonó algo menos favorable a la posición rusa, y su representante pidió un cese inmediato de la violencia y el fin de las hostilidades, y señaló que todos los Estados miembros de las Naciones Unidas no solo están obligados a seguir la Carta sino también a respetar el derecho internacional, la integridad territorial y la soberanía del Estado.

En el Sudeste Asiático, a pesar de la reticencia de la mayoría de los gobiernos a adoptar una postura firme contra la agresión de Rusia, al final la mayor parte de la región apoyó la resolución. Camboya fue incluso una incorporación sorpresa de última hora a la lista de copatrocinadores. De los 10 miembros de la ASEAN, ocho Brunei, Camboya, Indonesia, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur y Tailandia votaron a favor, al igual que Timor-Leste, que no es miembro de la ASEAN. Vietnam y Laos fueron las únicas abstenciones. Sin embargo, el voto de Myanmar, al igual que el de Afganistán, no representa el régimen actual, el asiento de la ONU del país aún lo ocupa Kyaw Moe Tun, quien fue designado por el gobierno civil derrocado en el golpe de Estado del año pasado. Myanmar condena la invasión de Ucrania y los ataques no provocados contra el pueblo de Ucrania, dijo Kyaw Moe Tun el miércoles en el debate de la AGNU. La junta de Myanmar, sin embargo, ha ofrecido un firme apoyo a las acciones de Rusia y ciertamente habría votado de manera diferente.

El noreste de Asia vio una clara división entre los vecinos de Rusia, China, Mongolia y Corea del Norte, que se abstuvieron en la votación, y los aliados de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, que copatrocinaron la resolución. Corea del Norte se posicionó más cerca de Rusia, como lo demuestra su voto negativo. El embajador de Corea del Norte ante la ONU dijo a la Asamblea General que la causa fundamental de la crisis de Ucrania radica en la política hegemónica de Estados Unidos y Occidente, que se entregan a la arbitrariedad y la arbitrariedad hacia otros países.

El embajador de China en la ONU, Zhang Jun, adoptó una posición más matizada y calificó la situación en Ucrania de desgarradora pero también muy compleja y delicada. Como representante de Pakistán, Zhang se aseguró de hacer referencia a la seguridad universal de todas las partes, un tema de conversación ruso. Lamentablemente, el proyecto de resolución no se ha sometido a consultas completas ni toma en consideración la historia y la complejidad de la crisis actual. No destaca la importancia del principio de seguridad indivisible, dijo Zhang al explicar la abstención de China.

Seúl, por el contrario, hizo un caso particularmente conmovedor para la intervención de la ONU. Mi país todavía existe hoy porque los pueblos de las Naciones Unidas en ese momento se levantaron de inmediato ante los gritos de las vidas inocentes, dijo el embajador de Corea del Sur ante la Asamblea General el martes. Por eso mi delegación no ve la situación en Ucrania como una tragedia lejana.

Mientras tanto, Oceanía apoyó plenamente la resolución y casi todos los estados de las islas del Pacífico votaron a favor. En el debate que precedió a la votación, el embajador de Fiji, Satyendra Prasad, hablando en nombre del Foro de las Islas del Pacífico, pidió la retirada de las fuerzas armadas rusas y el fin de la agresión, que viola la Carta [de la ONU]. Prasad también instó a que el mundo necesite a sus diplomáticos y a todos sus líderes para abordar el cambio climático y solo podrá hacerlo una vez que se restablezca la paz en Ucrania.

En sus comentarios finales antes de la votación, el embajador de Rusia ante la ONU denunció las amenazas abiertas y cínicas de Occidente para lograr que otros países apoyen la resolución. También enfatizó que la resolución no pondría fin a la guerra en Ucrania.

Pero quizás la explicación más convincente del amplio apoyo a la resolución entre los pequeños países en desarrollo, incluida gran parte de Asia-Pacífico, provino de las Maldivas. Como un pequeño estado, Maldivas siempre ha tomado una posición de principios sobre las violaciones de la integridad territorial de un país soberano, dijo el lunes Thilmeeza Hussain, el embajador de Maldivas ante la ONU. [E]sta posición se basa en una creencia fundamental en la igualdad de todos los Estados y el respeto incondicional por los principios de la Carta de las Naciones Unidas.

Sabemos que no poseemos poderosas armas de destrucción; en cambio, confiamos en nuestros principios y en la solidaridad de las naciones.

Ir arriba