Abdul Hakim Mujahid

Fue miembro de los talibanes hasta 2010. Fue representante de los talibanes en Islamabad y en la ONU mientras ocupó el poder en Afganistán entre 1996 y 2001. Abdul Hakim Mujahid es ahora vicepresidente del Consejo Superior de la Paz (HPC), organismo creado por el presidente afgano Hamid Karzai hace más de tres años para entablar conversaciones con los grupos insurgentes en un intento por llevar la paz a una nación cansada de décadas de lucha.

Hasta 2001, Mujahid fue el único rostro internacional del régimen en Kandahar, el cuartel general de los talibanes entre 1996 y 2001. Según algunos informes, después del 11 de septiembre escribió al gobierno talibán en Kandahar, condenando el ataque. Cuando los líderes talibanes se negaron a emitir una condena pública, Mujahid lo hizo él mismo.

Hace un par de años, el periódico australiano escribió que Mujahid todavía cree que una sola carta de condena de uno de los regímenes más vilipendiados del mundo pudo haber salvado a Afganistán de la invasión estadounidense que siguió, y el subsiguiente conflicto de una década que al mismo tiempo ha empobrecido un nación y construyó una camarilla de compinches multimillonarios.

Mujahid todavía se siente amargado por la guerra que comenzó en Afganistán en 2001. En una entrevista con The Diplomats Sanjay Kumar, el barbudo veterano de muchas guerras, lamenta la intervención de las potencias occidentales en su país y llama innecesario el ataque militar, que solo trajo destrucción y miseria para el pueblo de Afganistán.

¿Cómo describiría la situación actual en Afganistán?

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

Hay un completo caos por todas partes. No hay claridad en el pensamiento de las principales potencias y los actores regionales en lo que respecta a Afganistán. Estados Unidos está exigiendo una cosa, está buscando alguna meta. Los países de la región exigen otra cosa. La gente en Afganistán está diciendo algo más. No veo ninguna claridad, ninguna esperanza. No puedo predecir lo que va a pasar en el país en un futuro cercano o lejano.

¿Qué piensas sobre la guerra que comenzó en 2001? ¿Cómo lo miras? ¿Era la guerra una necesidad? ¿Podrías justificarlo? Después de presenciar la guerra durante 12 años, ¿cree que la situación en 2001 podría haberse manejado de otra manera?

La realidad sobre el terreno es que hasta ahora no hay un ganador en Afganistán. La guerra de 2001 fue innecesaria, no había razón para interferir en los asuntos internos de Afganistán y no sé por qué Estados Unidos tenía prisa por intervenir en Afganistán. Después de 12 años, EE. UU., los países occidentales y los aliados de la OTAN no pudieron hacer nada en Afganistán excepto destrucción y más destrucción. Violaron todos los tratados internacionales, violaron todas las cláusulas de las Naciones Unidas. Dieron por sentado al pueblo de Afganistán y siguieron acumulando abusos contra los ciudadanos de este país sin salida al mar en nombre de la lucha contra el terrorismo. No pudieron traer ningún tipo de normalidad a este país. Le dieron falsas esperanzas a la gente de mi país, pero su verdadera agenda no era honesta. Jugaron con los sentimientos de la gente de este pobre país. No hay nada que celebrar. No hay ningún logro para citar. Lo que veo es miseria por todas partes y un estado de desesperanza.

¿Qué opinas sobre el proceso de paz? ¿Por qué no ha podido hacer ningún progreso?

Este es un futuro oscuro que veo. Depende totalmente, como dice Karzai, de la cooperación de Estados Unidos y las autoridades paquistaníes. Si no incorporan el proceso de paz en su agenda, seguirán perpetuando la crisis en Kabul, lo que no beneficiará al pueblo de Afganistán y creará más inestabilidad en la región. Estamos indefensos. Queremos la paz pero a las potencias y actores de la región no les interesa eso. Solo veo nubes oscuras y ninguna esperanza si la situación continúa así.

¿Qué tan abierto está a la idea de conversaciones con los talibanes para un futuro pacífico en Afganistán?

Los talibanes rechazan claramente las conversaciones con el gobierno de Afganistán y el Consejo Superior de la Paz, que se formó para negociar la paz con los grupos armados. Su política es clara. No les gusta relacionarse con nosotros. Al mismo tiempo, no muestran ninguna claridad política, creo que lo que quieren en Afganistán es el principal problema.

¿Qué opina sobre el papel de Pakistán en la perpetuación de la paz en Afganistán? ¿Cree que puede haber estabilidad en su país si Pakistán lo quiere?

Mi presidente siempre ha sostenido que es deber de las autoridades estadounidenses y pakistaníes llevar la paz a Afganistán. Islamabad es un jugador importante en la región. Si estos dos países no cooperan, entonces no hay esperanza en Afganistán. Kabul por sí solo no puede garantizar la paz y la seguridad en la situación actual.

¿Qué pasa con la posición que ha tomado Hamid Karzai sobre el tema del Acuerdo Bilateral de Seguridad (BSA)? ¿Cómo justifica lo que muchos llaman su firme posición en la BSA?

¿Disfrutas de este artículo? Haga clic aquí para suscribirse y obtener acceso completo. Solo $5 al mes.

Todas las condiciones de las que habla mi presidente antes de firmar el acuerdo de seguridad bilateral son correctas, porque sin detener la operación militar y los registros de las casas de las personas, la firma de la BSA no será de interés para el pueblo de Afganistán. La BSA puede ser una necesidad para Afganistán, pero queremos dejar muy claro a los Estados Unidos que la futura presencia de tropas extranjeras no significará registros domiciliarios y combates. Estados Unidos tendrá que facilitar la paz antes de pensar en tener una presencia a largo plazo en el país.

Imagine una situación en la que después de 2014 no haya tropas extranjeras en Afganistán. Muchos analistas dicen que habrá el mismo caos e incertidumbre que vivió Afganistán después de la retirada de las tropas soviéticas en 1989.

Si no hay acuerdo entre la oposición armada y el gobierno de Afganistán creo que se repetirá la situación. Somos testigos del hecho de que el país se sumió en una guerra civil después de la retirada soviética. Este es un gran temor. Por eso, el presidente de Afganistán insiste en que Estados Unidos y los países de la región cooperen y lleven la paz al país antes de 2014, y entonces la firma del BSA tendrá mayor relevancia.

¿Qué papel cree que India puede jugar o está jugando en la estabilización de Afganistán?

Hasta ahora, el papel de la India ha sido muy positivo. Ha estado cooperando muy bien con Afganistán. India está trabajando para la reconstrucción de Afganistán. Nueva Delhi es considerada una buena amiga de Kabul. Por lo tanto, Afganistán espera que la India desempeñe un papel positivo en la estabilización de este país devastado por la guerra.

¿Por qué se unió a los talibanes en la década de 1990 y cuál fue su experiencia trabajando con ese régimen?

La única razón y la única meta para mí en 1994 era acabar con el caos y la inseguridad total en todas las provincias del país. En el momento en que se formaron los talibanes, había un objetivo sagrado: traer paz y seguridad al país. Mi partido y yo, y todos los comandantes y figuras importantes de los talibanes, nos unimos a este objetivo sagrado de lograr la paz y la seguridad en Afganistán. Esa fue la única razón por la que me uní a los talibanes. En la práctica, llevamos la paz al 95 por ciento de Afganistán. También erradicamos el cultivo de estupefacientes en la mayor parte del país. Estos fueron objetivos importantes. Mi asociación con los talibanes fue para una misión más grande de ver a mi país convertirse en un área estable y pacífica.

¿Está decepcionado de que el régimen talibán haya sido eliminado por la comunidad internacional?

Creo que si Estados Unidos y las fuerzas de la OTAN hubieran cooperado económica y políticamente con el gobierno talibán, podríamos haber logrado un mejor resultado para Afganistán. La intervención militar trajo destrucción en Afganistán, no reconstrucción.

¿Qué futuro ve ahora en Afganistán?

No puede haber paz y seguridad en Afganistán a menos que haya un acuerdo entre el gobierno y la oposición armada. Si la crisis continúa, no beneficiará al pueblo de Afganistán ni al pueblo de la región a largo plazo.

¿Qué piensa sobre la división en los talibanes entre los talibanes de Pakistán y los talibanes afganos? ¿Están trabajando en propósitos cruzados o están juntos en su lucha?

Ambos tienen agendas diferentes. Los talibanes en Afganistán están confinados dentro de la frontera de Afganistán y tienen su propia misión y objetivo. Los talibanes en Pakistán tienen su propia agenda y no creo que tengan una agenda u objetivo compartido con su contraparte al otro lado de la frontera. La percepción popular en Afganistán es que los talibanes del otro lado de la Línea Durand son responsables de gran parte de la violencia en Afganistán y no están a favor de un arreglo pacífico. Su objetivo no está en consonancia con las aspiraciones del pueblo de Afganistán.

¿Qué papel ve para usted en un futuro Afganistán?

Mi único deseo, y el único deseo de quienes trabajan para mí, es traer paz y seguridad a este país. Intentaremos arbitrar un arreglo político pacífico en Afganistán. Sin paz en Afganistán no ganaremos nada, aunque gastemos millones de dólares. Estos dólares se desperdiciarán, y se han desperdiciado, sin un Afganistán pacífico y seguiré trabajando por esa noble causa en mi país.

Ir arriba